Se acercan las fechas más mágicas del año, la Navidad. Aunque este año van a ser diferentes debido a la pandemia y tendremos menos reuniones con familias y amigos, siempre se come y se bebe más de la cuenta, se toman más dulces y eso pasa factura a nuestro peso.

Son muchos los platos que nos esperan esta Navidad: aperitivos, platos suculentos, mariscos, turrones y polvorones. Y también las bebidas con alcohol, cargadas de calorías vacías. Te vamos a dar algunos consejos para que el siete de enero la báscula no te dé un susto.

Moderación y compensación

Primero, intenta compensar los días que no hay fiesta, recurriendo a comidas mucho más ligeras como ensaladas, verduras, pescado y carne a la plancha, controlando también la cantidad de alimento que ingieres.

Segundo, cuidado con el postre. Son bombas calóricas, así que si puedes prescindir de él, mucho mejor. Opta por una pieza de fruta o por nada, al menos durante el periodo de Navidad.

Controla las raciones de cada plato. Puedes usar platos pequeños para comer, de forma que la ración sea también pequeña. Comer menos cantidad es algo que siempre funciona.

Come despacio. Este consejo se vale para todos los días del año. Comer rápido hace que cuando la sensación de saciedad llegue a nuestro cerebro, ya habremos comido más cantidad de la que necesitamos. Masticar bien los alimentos nos hace comer más despacio y ayuda a la digestión, así que todo son ventajas.

Evita picar entre horas. Este consejo vale para cualquier día, perosobre todo en Navidad porque con la nevera y la despensa llena de cosas tan ricas como las que traemos a casa en estas fechas, es fácil terminar comiendo azúcar de más.

Evita los hidratos de carbono y come proteínas. En lugar de canapés, rebozados y hojaldres, opta por el jamón serrano o el marisco, por ejemplo.  

Limita el azúcar todo lo que puedas. Si vas a tomar dulces navideños, quita el azúcar que añades a las infusiones o el café, por ejemplo. Y ten cuidado también con los productos light porque muchos de ellos compensan el bajo contenido en grasa subiendo el nivel de azúcar para hacerlos más apetecibles, pero que tampoco interesa.

Las bebidas alcohólicas están muy presentes en estas fechas de celebración y tienen muchas calorías. Consumo el menor alcohol posible.

Y no te olvides de hacer deporte y moverte. Son días que, con tantos festivos, dejamos de lado el gimnasio o nos movemos menos, con lo que no quemamos todas las calorías de más que ingerimos. Así que es importante moverse o dar un paseo después de comer, por ejemplo.

Share:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.