Las puertas se le están cerrando a los yotubers Myka y James Stauffer después de anunciar que habían regresado a Huxley, el niño que habían adoptado, pues además de la crítica de sus seguidores, también han perdido el apoyo de Kate Hudson, quien se había aliado con ellos para la promoción de la marca Fabletics.

Los influencers de Estados Unidos decidieron devolver al bebé nacido en China y de cuatro años de edad tras realizarle varios diagnósticos clínicos que determinaron que padecía autismo, aunque aseguraron que el padecimiento no tenía nada que ver con esta acción.

Pese a que en una publicación de Instagram Stauffer había dicho que no cambiaría al niño por nada, ella y su pareja decidieron que no podían asumir la responsabilidad de cuidarlo, debido a sus “necesidades médicas”.

Ya sabían que estaba enfermo

El pequeño fue adoptado por la pareja en 2017 y, de acuerdo la mujer, había tenido conductas violentas en contra de dos de sus cuatro hijos biológicos.

Según lo narrado por Myka, trató de ayudar al menor de diversas maneras, pero éste no respondió ante esto, por lo cual tuvo que reubicarlo para evitar que se llevara a cabo una tragedia.

La influencer aseguró además que Huxley estuvo de acuerdo con la decisión y que ya no puede hablar con él, pues otra familia lo ha acogido en su hogar.

Los internautas se mostraron en contra de la defensa de la mujer y aseguraron que el pequeño no tiene la madurez o capacidad para decidir sobre estas cuestiones, por lo que la acusaron de escapar de las responsabilidades que ella y su pareja adquirieron.

Share:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.